Power Electronics

Llíria, València
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
Photo © David Zarzoso
P1
Photo © FRS
PB
Photo © FRS
P2
Photo © FRS
Interior Designers
Francesc Rifé Studio
Localização
Llíria, València
Ano
2020

"Pasar de la monumentalidad al detalle proporcionado".
—Francesc Rifé

En contra de la idea generalizada de que los espacios de grandes dimensiones son inevitablemente fríos, el estudio ha diseñado la nueva sede de Power Electronics en Llíria (Valencia) bajo un prisma de proximidad, más proporcional y detallado. El propósito ha sido conseguir, a pesar de su extensión, una atmósfera íntima a través del uso de materiales cálidos y llevando el interior a una escala humana.

A partir del principal acceso al edificio corporativo, la recepción funciona de distribuidor hacia las plantas superiores, dejando a un lado un gran auditorio, y al otro, salas de reuniones, comedor y un gimnasio para los empleados. Es aquí donde se descubre por primera vez la trama narrativa del proyecto: la celosía de madera de nogal blanco, planteada en diferentes formatos, que recorrerá todo el espacio. Principalmente, este sistema resguarda de la luz natural demasiado intensa, pero también sirve para fomentar el sentido de conexión entre las diferentes áreas, además de proporcionar una capa de intimidad al asociarse con paneles de vidrio fumé gris.

En el auditorio, el sistema de lamas toma una mayor complejidad y, manteniendo el mismo despiece, se le añaden ciertos planos parciales en perpendicular para conseguir más sombra en el interior. Para garantizar una buena acústica en la sala, al techo de madera perforado se le agrega una manta fonoabsorbente en la parte superior mientras que se aprovechan los agujeros para integrar la iluminación. Asimismo, diferentes foseados transversales sirven para incorporar sistemas de luz más escenográficos, previstos para las presentaciones de producto de la compañía.

La escalera, situada en el centro del lobby principal, ha sido uno de los elementos más importante a la hora de diseñar la comunicación vertical del edificio. Acabada en estructura de aluminio anodizado en el exterior y en madera en el interior, su materialidad se extiende a lo largo de los balcones interiores para reforzar su presencia y fomentar el uso diario.

En los siguientes niveles, un banco circular —diseñado por el estudio para el proyecto— funciona simbólicamente de distribuidor hacia los diferentes ambientes de trabajo. Con un planteamiento abierto de las salas, algunas de ellas se han delimitado con cerramientos acristalados por si los empleados necesitan más privacidad para trabajar o reunirse. Para favorecer la continuidad estética del entramado de madera, estos paramentos traslúcidos se han enmarcado con estructuras metálicas que emulan los mismos gestos de la celosía. También, en este punto, se introducen superficies en laminado de tonalidad verde, un color que se asocia a la naturaleza y a la calma.

Todo el sistema de mesas de trabajo está subdividido por módulos bajos que hacen que el recorrido longitudinal de la superficie se sienta continuo y sin interferencias. También se han creado pequeñas “islas” de descanso envueltas en lamas de madera, que se desconectan del espacio de trabajo de una forma amable. Para una acústica bien administrada, se ha utilizado moqueta en el suelo y el techo se ha diseñado con paneles fonoabsorbente de Ecofón, que acompañan la iluminación técnica de Arkoslight.

El segundo nivel está destinado a los despachos de dirección y sala de juntas, con office y comedor privado. Para estos espacios se ha utilizado madera, no solo en el sistema de lamas y cerramientos, sino también en los techos. Cada despacho se enfrenta a la fachada exterior y cuenta con un diseño redimensionado y adaptado de La Mesa de JMM, además de una pequeña zona de estar para reuniones más relajadas. Como desenlace de la planta, se accede a una terraza revestida en lamas en madera de ipe, a la que se suma un módulo con cocina, y un gimnasio para los socios.

La terraza interior, que comunica el edificio corporativo con el tecnológico, está pensada para fomentar la interacción entre los empleados. Muchas zonas comunes se abren a este ambiente al aire libre con vegetación, donde diferentes pérgolas circulares generan subespacios vestidos con múltiples lámparas Empty de Vibia —una pieza que reúne la función de luminaria, además de mesita o taburete—. Aquí se combina el granito con la madera de ipe, el basalto, y diferentes gravas en color gris para recubrir el suelo. En el exterior de la fachada principal se ha hecho uso de la misma paleta de materiales, y se han diseñado unos monolitos que recorren longitudinalmente el frente del edificio, haciendo la función de farolas bajas y creando un rastro de luz poético para el conjunto.

Projetos relacionados

  • Herman Miller National Showroom
    Krueck Sexton Partners
  • The Ark, Condominiums
    Form4 Architecture
  • SFMOMA Rooftop Garden
    Jensen Architects
  • Kokoris Residence
    Jensen Architects
  • Turner Duckworth Offices
    Jensen Architects

Revista

Outros projetos por Francesc Rifé Studio

AdH House
Ciudad de México, Mexico
CASA GRANDE HOTEL
Grañón