El Reina Sofía contará con una sección de Arquitectura

Silvia Pujalte Toledo
20. julio 2020
Recreación futuras salas A0. Planta baja, Edificio Sabatini | Imagen cortesía Museo Reina Sofía

Arrancan los trabajos de adecuación para recuperar espacio expositivo en el Museo Reina Sofía. El edificio Sabatini recobra un ala completa, hasta ahora dedicada a almacenes, para mostrar las obras más recientes de la colección del Museo y una sección dedicada a la Arquitectura.

El ala que se recuperará tras las obras, denominada AO, está orientada a sur y situada en la planta más baja. Desde hace casi treinta años, la AO ha estado ocupada por servicios privativos, como almacenes o talleres dedicados a distintos oficios. Las obras de adecuación tienen prevista su finalización en febrero del próximo año. Como curiosidad comentar que el punto donde ahora va a comenzar la intervención, es el mismo en el que en el siglo XVIII se realizó el primer replanteo y en el que hace 300 años comenzaron las obras con el arranque de los primeros muros de sillería del edificio Sabatini.

Plano de planta AO del Edificio Sabatini. En rojo, zona a intervenir | Imagen cortesía Museo Reina Sofía

En lo que se refiere a la sección de arquitectura, pieza fundamental va a ser el legado del arquitecto catalán José Antonio Coderch. Su familia donó al Museo recientemente su archivo compuesto por proyectos, cartas, fotografías y maquetas; muchas de estas piezas podrán ahora verse junto a los archivos de García Paredes y Martín Domínguez. También se mostrarán importantes fotografías de Fernando Figueras, como la unidad vecinal de absorción de Hortaleza en Madrid y la maqueta del hotel Las salinas en Lanzarote, así como algunos trabajos de Aizpurua-Labayen; materiales del arquitecto José Miguel de Prada Poole o de José Luis Iñiguez y Antonio Vázquez de Castro sobre el poblado dirigido de Caño Roto.

El proyecto de remodelación es de los arquitectos Juan Pablo Rodríguez Frade y Aurora Herrera. La nueva intervención regulará de manera natural la circulación de los visitantes, haciéndola sencilla y racional. Además, se va a mejorar la difícil conexión entre los edificios Sabatini, de finales del siglo XVIII, y Nouvel, de principios del siglo XXI, al crear un nuevo acceso directo entre un edificio y otro, quedando con ello garantizada la accesibilidad a estas salas sin necesidades de medios mecánicos.

Recreación del acceso a las futuras salas desde el Edificio Nouvel | Imagen cortesía Museo Reina Sofía

Algunas de las premisas que van a estar presentes en el acondicionamiento de esta parte del Museo son la mínima intervención arquitectónica, el respeto absoluto a la memoria de los espacios del edificio Sabatini, o la armonización del gasto energético con el respeto al medio ambiente. Entre las medidas adoptadas se encuentra la mejora del aislamiento térmico existente en los paramentos verticales.  

La remodelación será posible gracias a la ayuda del 1,5% cultural concedida por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Y es que hace ya más de dos años (el 22 de diciembre de 2017) que el Ministerio de Fomento y el Museo Reina Sofía, suscribieron un convenio de colaboración para integrar la Arquitectura dentro del discurso museográfico del Museo y la financiación parcial de los trabajos de redacción de proyectos, la dirección facultativa, así como de la ejecución de las obras necesarias. El proyecto tiene un coste global de 1.758.864 euros.

Recreación futuras salas A0. Planta baja, Edificio Sabatini | Imagen cortesía Museo Rei

Otros artículos de esta categoría