La ciudad autosuficiente

Silvia Pujalte Toledo
2. octubre 2020
Visualización de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

Vicente Guallart ha ganado el concurso internacional promovido en Xiong’an, una nueva área cerca de Beijing, con un proyecto de viviendas autosuficientes capaces de generar su propia comida y energía, con espacios para teletrabajar y laboratorios. 

Presentado bajo el título “la ciudad autosuficiente”, el proyecto define un modelo urbano de cuatro manzanas, donde las personas pueden vivir, trabajar y descansar.

La propuesta pretende crear comunidades productivas a partir de la industrialización digital. Se basan en la economía circular y son sostenibles al estar diseñadas con estructura de madera. El proyecto pretende definir un nuevo estándar en materia de ecología y funcionalidad a partir de la idea de autosuficiencia.

Esquema de funcionamiento de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart
Visualización de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

El concurso titulado "Concurso de Diseño de Arquitectura Xiong’an con Características Chinas bajo el principio de Desarrollo de Alta Calidad" recibió más de 300 proyectos organizados en seis categorías, para definir los estándares para los edificios de esta nueva ciudad situada a 100 km de Beijing, impulsada por el presidente Xi, como un hub para el triángulo económico Beijing-Tianjin-Hebei, con altos criterios ecológicos, fusionando el urbanismo chino y europeo.

Visualización de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

“No podemos seguir diseñando ciudades y edificios como si nada hubiera pasado” apunta Guallart, "En los últimos tiempos están ocurriendo fenómenos de escala mundial que nos obligan a repensarlo todo. Nuestras propuestas nacen de la necesidad de aportar soluciones a las diversas crisis que está viviendo nuestro planeta”.

Las viviendas diseñadas cuentan con una amplia terraza orientada al sur, que actúa como un regulador térmico, y es además un espacio clave en periodos de confinamiento y que permite jugar y descansar. El proyecto parece querer definir un nuevo estándar para los edificios de viviendas en la era post-Covid que se pueda aplicar en todo el mundo.

Tipología urbana. La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart
Esquema de cobertura de cubiertas verdes. La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

Las viviendas están preparadas para tener espacios de teletrabajo y están conectadas con redes 5G, creando redes sociales de escala de barrio para el intercambio de recursos. “Desarrollamos este proyecto durante el confinamiento, cuando todo el equipo trabajaba desde sus casas y decidimos incluir todos aquellos aspectos que podrían hacer nuestra vida mejor, de forma que se pudiera definir un nuevo estándar a aplicar en China, en España o en cualquier país del mundo. Por tanto, son edificios que se enfrentan a la crisis por la vida y por el clima al mismo tiempo" explica el arquitecto.

Visualización de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart
Sección bioclimática. La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart
Visualización invernaderos de cubierta de La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

El conjunto está también pensado para poder producir objetos de uso diario a partir de la mini industria digital equipada con impresoras de 3D situadas en las plantas bajas. Además todos los bloques de viviendas están cubiertos por invernaderos que permiten producir alimentos para el consumo diario y utilizan sus cubiertas inclinadas para producir energía.

Visualización plantas bajas industrial digital. La ciudad autosuficiente | Imagen: Vicente Guallart

Otros artículos de esta categoría