La Arquitectura y la Calidad del Entorno Construido como bien de interés general

Silvia Pujalte Toledo
3. julio 2020
Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construido 

El CSCAE celebra el arranque de la Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construido y abre la consulta pública previa sobre el anteproyecto de ley, que considera la Arquitectura y la Calidad del Entorno Construido como bien de interés general, impulsando su difusión y promoción.

El Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) promueve esta iniciativa legislativa desde hace años y confía en que cuente con el mayor consenso en la tramitación que ahora comienza. El texto, publicado en la web del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, constata el impacto directo que tiene el diseño del entorno construido en el día a día de las personas y, en consecuencia, plantea el reconocimiento de la Arquitectura y la calidad del entorno edificado como “elementos básicos para la mejora de las condiciones de vida”. Es decir, como “un bien de interés general que los poderes públicos deben preservar, difundir y fomentar” para garantizar el bien común y la cohesión social. Se trata, como se indica en la motivación de la ley, de “trascender el hecho de construir un edificio para empezar a considerar la Arquitectura como instrumento capaz de promover valores como la cohesión social, la supresión de desigualdades y discriminaciones, la flexibilidad y adaptabilidad necesaria para responder a escenarios futuros, la generación de distintas identidades o la investigación e innovación”.

Para el presidente del CSCAE, Lluís Comerón, la Ley de Arquitectura y Calidad del entorno construido será fundamental para garantizar un bienestar duradero que contribuya al desarrollo económico y social de nuestro país. “En el confinamiento hemos sido conscientes del valor que tienen los espacios que habitamos y la importancia de la arquitectura en nuestro bienestar. Es el momento de promover la Arquitectura y la Calidad del entorno construido por su capacidad de dar respuesta a los retos medioambientales, a las necesidades actuales de habitabilidad, seguridad, accesibilidad y salud, y como elemento de identidad y cohesión social, en tanto que factores clave en el bienestar de las personas”, subraya Comerón, que destaca la necesidad de “un marco legal adecuado que impulse las transformaciones que precisan nuestros pueblos, ciudades y territorios para seguir respondiendo a las demandas y retos actuales, garantizando unas condiciones de trabajo adecuadas para los profesionales y las empresas del sector”.

Normas similares en diferentes países de nuestro entorno han sido aprobadas desde la década de 1970. Francia fue el primer país de la UE en contar con una Ley de Arquitectura, en el año 1977, y Lituania la aprobó en 2017. También en España, en los últimos años, se han producido avances con la aprobación de legislaciones específicas en varias comunidades autónomas, como Extremadura y Cataluña.

Desde el CSCAE, se valora que la futura Ley de Arquitectura y Calidad del Entorno Construido promoverá el papel ejemplarizante de las administraciones públicas en los procedimientos de contratación en arquitectura, fomentará la participación ciudadana, apostará por procesos innovadores y que se mejorarán aspectos del marco normativo para facilitar el impulso de la rehabilitación y renovación urbana, con el fin de mejorar la eficiencia energética, la accesibilidad, la habitabilidad y la adaptación a las nuevas formas de vida y de trabajo del parque construido existente.

En el conjunto de la Unión Europea y también en nuestro país la promoción de la calidad del entorno construido está ligada a la Declaración de Davos y al concepto de baukultur, una palabra alemana, traducida como “cultura del habitar”, que comprende todas las actividades humanas que modifican el entorno construido: desde los edificios existentes, incluidos los monumentos y otros elementos del patrimonio cultural, hasta el diseño y la construcción de edificios modernos, infraestructuras, espacios públicos y paisajes.

A principios de año, la Unión Europea constituyó un grupo de expertos en baukultur, que está trabajando en las políticas comunitarias que parten de la convicción de que la Arquitectura es la “disciplina que alcanza el equilibrio adecuado entre los aspectos cultural, social, económico, medioambiental y técnico para el bien común”.

  • Más información sobre la consulta pública previa aquí.
  • Ficha para participar en la consulta pública. La fecha cierre de aportaciones: Viernes, 31 Julio, 2020: enlace.

 

 

Otros artículos de esta categoría