Integral refurbishment of the old town of Banyoles

A veces digo que todo proyecto, concurso o encargo que hacemos es como hacer un ejercicio clásico de gimnasia. Esta es la razón por la cual utilizamos la palabra ejercicio mas que proyecto en el despacho. Decimos proyectos o edificios solo cuando un tienen un equilibrio con la realidad y dejan el papel. Hasta entonces, son ejercicios porque de esta manera hacen posible el desarrollo de una actividad paralela de investigación personal e intelectual, con intereses muy particulares que pueden luego ser incluidos o no en el proyecto. Los comprobamos contínuamente. El dibujo es el elemento básico para medir el potencial de cada propuesta. Dibujamos y volvemos a dibujar, una y otra vez, y cada nuevo boceto puede producir una nueva posibilidad, que se formalizara en una construccion tridimensional, una maqueta. Por lo que se crean nuevas posibilidades de proyecto con los que continuar, yendo de aquí para allà, frenéticamente. Este ejercicio da coherencia y lucidez a nuestro trabajo. Verificamos que cada proyecto-ejercicio deber formar parte de los sucesivos, proporcionando nuevas oportunidades. También la disposición de nuestros escritorios en el espacio donde trabajamos hace que los proyectos se mezclen y se "manchen". De esta manera nos confirman que estamos haciendo siempre el mismo proyecto.

 

Contactar con esta oficina

Categoría
Arquitectos
Ubicación
Barcelona
Empleado
1
Sitio web
www.miasarquitectes.com
Fundado
2000