Restauración del Fossar Vell de Sant Francesc

Formentera
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Arquitectos
Marià Castelló arquitectes
Dirección
Formentera
Año
2016
Coste
No divulgado
Pisos
1 - 5 pisos

El Fossar Vell de Sant Francesc Xavier fue la última casa de los formenterenses que habitaron la isla de Formentera entre 1757 y 1938. Se trata de un cementerio de planta cuadrada ligeramente distorsionada de 22 metros de lado, delimitado por un muro de mampostería de dos metros de altura. En su interior hay cinco capillas funerarias, un osario, un almacén y un recinto para otros restos.
A pesar de ser puntual y poco extensiva, la intervención ha buscado la sinceridad constructiva y ser fácilmente identificable, consolidando el edificio con los pocos materiales con que fue construido, pero dejando visible toda aquella pátina con que el tiempo ha teñido el edificio.
El estudio histórico y arqueológico realizado en el edificio ha aportado las directrices de algunas de las soluciones de proyecto. En este sentido, se decidió cubrir con una veladura de cal tradicional tan solo la parte exterior de los muros y de las capillas que fueron erigidas posteriormente a 1838, es decir, después de la ampliación del recinto original (1757-1838). Esta operación desvela gráficamente como el frontispicio del acceso quedaba centrado en la fachada SE del recinto original.
Del estudio de las trazas originales de las Gracias Reales del siglo XVII, se concluyó que la traza que une los primeros Hitos originales de la Media Legua concedida a Marc Ferrer en 1695, atraviesa por el extremo NO el recinto del Cementerio. Esta directriz oblicua se ha querido manifestar en el interior del recinto mediante unas piezas de piedra local arenisca (marès) colocadas en seco, las cuales conforman un punto de reposo-contemplación.
Para conseguir una mayor permeabilidad visual incluso cuando el edificio permanece cerrado, así como para obtener una mayor profundidad y protección de los que acceden al mismo, se llevó a cabo un diseño de puerta mediante un lenguaje y material distintos a los del edificio histórico. Dicha puerta es una de las partes más reconocibles de la intervención y no lo es de manera gratuita, puesto que en su permeabilidad y ligereza se manifiesta lo sencillo que es cruzar el umbral de la vida. Lo efímero de nuestra existencia

Cliente
Consell Insular de Formentera
Equipo
Marga Ferrer, Natàlia Castellà, Jaume Escandell, Ferran Bonet, Javier Colomar
Architect
Marià Castelló Martínez
Arquitecto técnic
Xico Ribas
Estructura
Ferran Juan
Seguimiento arqueológico-històrico
Antoni Ferrer Abárzuza, Maria Colomar y Nicholas Màrquez
Constructor
Refoart S.L.

Related Projects

Other Projects by Marià Castelló arquitectes