Restauració de la Torre des Pi des Català

Formentera
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Foto © Marià Castelló
 
 
Arquitectos
Marià Castelló arquitectes
Dirección
Formentera
Año
2016
Coste
No divulgado
Pisos
1 - 5 pisos

La Torre des Pi des Català es una de las cuatro torres de defensa que existen en la costa de la isla de Formentera, construídas entre 1762 y 1763 en los emplazamientos que determinó el entonces capitán general de las Islas Baleares, Francisco de Paula Bucarelli y Ursúa, con proyecto del ingeniero militar José García Martínez. Todas estas edificaciones se usaron con finalidades defensivas y principalmente de vigilancia hasta 1867.

Se trata de un edificio de planta circular de 12,56 metros de diámetro exterior en la base, geometría troncocónica y organizado en tres niveles. La planta baja consta de un polvorín (1) y un espacio más amplio (2) donde se encontraba la escalera de piedra original (3) que comunicaba con la estancia principal (4) y que desapareció cuando se le practicó un boquete (5) a modo de puerta durante el siglo XX. En la primera planta se sitúa la puerta de acceso original (6), elevada del nivel de tierra por cuestiones defensivas y protegida por un matacán (7) y por un conducto vertical (8). Originalmente estos dos elementos estaban resguardados por una garita (9) de la cual sólo queda el rastro a nivel de pavimento. El acceso a la plataforma se produce a través de una escalera de caracol (10).

Para garantizar la integridad global del monumento, así como su carácter e identidad, la intervención finalizada en 2016 ha sido muy selectiva y puntual, actuando tan sólo en aquellas partes que comprometían más la vida del edificio. Para conseguirlo, se ha hecho uso de la reducida paleta de materiales original, y de una puesta en obra sincera desde el punto de vista cronológico y constructivo.

Aprovechando el boquete practicado de manera fortuïta a mediados del siglo XX en la zona Este de la planta baja, se ha habilitado una puerta (5) que permite que ésta sea la única torre visitable por el interior de toda la isla.

Aunque la mayoría de los materiales utilizados en la restauración sean muy semejantes a los originales, su puesta en obra ha querido manifestar con claridad las diferencias cronológicas entre el sustrato original y la materia aportada durante el proceso de la intervención. De este modo, los sillares de piedra arenisca local (marès) no ocultan su precisa geometría inalterada ni estar ubicados en el plano original, libres aún de la erosión con que el tiempo ha modelado las piezas que se han mantenido hasta la actualidad.

Para las carpinterías y otros elementos de protección que no existían en el momento de la construcción original, se han utilizado otros materiales como el acero corten que se han colocado en obra en seco para enfatizar aún más su carácter contemporáneo y probablemente efímero.

En la plataforma de cubierta se eliminaron los arbustos y demás vegetación que comprometían la estanqueidad de la cubierta. También en este nivel se ha querido manifestar la huella de la antigua garita que protegía el acceso a cubierta y desde la cual se hacía uso del matacán.

Cliente
Consell Insular de Formentera
Equipo
Marga Ferrer, Natàlia Castellà, Jaume Escandell
Arquitecto
Marià Castelló Martínez
Arquitecto técnico
Xico Ribas
Estructura
Ferran Juan
Seguimiento arqueológico
María José Escandell
Constructor
Refoart S.L.

Related Projects

Other Projects by Marià Castelló arquitectes