Un mueble grande como un stand

 Miriam Giordano
2. mayo 2018
Foto © USM
La participación de la firma suiza USM al Salone del Mobile de Milán de este año ha destacado por un proyecto y una instalación originales y llamativos, desarrollados en colaboración con el equipo de estudios prospectivos de UNStudio.
Bajo el título Too much Home Work, not enough play? el stand se ha convertido en un Playground que acogió los visitantes con el mueble USM más grande que se haya nunca construido, una instalación arquitectónica e inspiradora, diseñada para invitarles a explorar las fronteras difusas entre trabajo y vida doméstica, hoy en día y a futuro.
1’015 Paneles USM Haller
5’008 Bolas USM
13‘318 Tubos USM
8'9 Toneladas de material
1’974 Horas de mano de obra para la construcción en situ
El tema es de máxima actualidad ya que es cierto que el trabajo influencia nuestras vidas más que nunca y la tecnología le permite invadir fácilmente nuestro tiempo de ocio. Al mismo tiempo nos hemos convertido en nómadas digitales, siempre menos vinculados a la oficina y capaces de trabajar allí donde nos encontremos, cafeterías, restaurantes y espacios de co-working, a la espera del próximo cambio de paradigma que, debido a los efectos de la automatización y junto con los avances en inteligencia artificial, parece plantear un futuro sin puestos de trabajo.
Foto © USM
“Sin embargo”, explican los responsable del proyecto “no todo son malas noticias, ya que, tras la erradicación de los ‘trabajos malos’, podemos centrarnos en dar sentido a nuestra vida profesional. ¿Cómo podemos aprender más en el trabajo? ¿Cómo podemos divertirnos?”.
Foto © USM
Jugando con la icónica estructura de USM Haller, compuesta por tubos y bolas de acero inoxidable, en Milán se realizó una arquitectura gigante que englobaba en su interior cuatro “habitaciones” de la casa, lugar donde hoy en día se pasan siempre más horas mixtas de ocio y trabajo. Comedor, oficina doméstica, baño y dormitorio, estaban asociada a las cualidades humanas que nos diferencian de las máquinas: creatividad, colaboración, intuición, empatía e invitaban a contestar unas cuantas preguntas relacionadas con los grandes cambios sociales que el futuro del trabajo nos plantea: 'Where do your best ideas come from?' - 'If you never had to work again, what would you do?' - 'What keeps you up at night?'.
Foto © USM
Este proyecto volvió además a reconectar la firma USM con sus orígenes, ya que el sistema modular más famoso al mundo y presente en la colección permanente del MoMA fue desarrollado por el ingeniero Paul Schärer júnior junto con el arquitecto Fritz Haller inicialmente para un uso propio hace más de cinco décadas, muy rápidamente expandió su función original en espacios modernos de oficina y luego se integró, ya hace tiempo, en muchos otros ámbitos de la vida.
Foto © USM
El proyecto del Salone del Mobile de Milán representa solo el inicio de un proceso de exploración que seguirá online (​usm.com/homework) donde es posible contestar las mismas preguntas que se planteaban en el stand. El feedback será fuente de inspiración para crear un WorkHouse este verano en Berlín, donde se profundizará en la idea del post-work y la necesidad de aprendizaje continuo a fin de estar preparados para el futuro.
 
Foto © USM

Otros artículos de esta categoría