Las viviendas cooperativas “La Balma” diseñadas por Lacol y Laboqueria

Antonio La Gioia
1. diciembre 2022
Foto: Milena Villalba

Los autores del proyecto galardonado con el Premio Emergente Mies Van der Rohe 2022 se unieron con el equipo de Laboqueria para diseñar este bloque de viviendas cooperativa.
Los valores y los objetivos perseguidos siguen siendo los mismos del proyecto de La Borda, pero el diferente emplazamiento, la experiencia hecha con los proyectos anteriores y las variables que el mismo proceso de proyecto participativo implican, han dado como resultado una propuesta en parte diferente. 

Foto: Milena Villalba

El edificio se sitúa en la esquina de una manzana que linda con un eje verde alrededor del cual se encuentran diferentes equipamientos públicos con relevancia a escala de barrio (colegios, centros deportivos, centros médicos) y también de ciudad (el Teatro Sala Becket, el Museo MUHBA). El proyecto trata de convertir el bloque de viviendas en un equipamiento más, abriéndolo al barrio, haciéndolo transparente y permeable en la planta baja, enseñando el tipo de convivencia que se lleva en su interior. 

Foto: Milena Villalba

Las proporciones y dimensiones del solar dirigieron a los proyectistas hacia una forma compacta, sin el patio interno alrededor del cual se articula el proyecto de La Borda. La circulación vertical y horizontal se desplaza al perímetro del volumen y los pisos se organizan en franjas perpendiculares al eje principal del rectángulo del solar, con doble orientación noreste-suroeste y el núcleo central ocupado por los espacios servidores.

Foto: Milena Villalba

Los espacios comunitarios, tema clave para esta forma de habitar, se distribuyen en todas las plantas del edificio para fomentar las relaciones humanas entre los cohabitantes: en la planta baja la cocina-comedor comunitaria, un taller de bicicletas abierto al barrio, dos locales comerciales que dan a la calle gestionados por la cooperativa; en el resto de plantas una sala polivalente, espacio de lectura, habitaciones de invitados, espacio de curas y lavandería; en la cubierta espacios para equipar con huertos productivos, espacio de sombra y recreo. 

Foto: Milena Villalba

Las 20 viviendas están diseñadas sobre una cuadricula con módulo de 16 m2. El piso base de 50m2 (S) se amplía con una o dos piezas, pasando a la tipología M o L. A través de una gestión consensuada los pisos pueden entonces ampliar o reducir su superficie en el tiempo, siguiendo los posibles cambios de exigencias de cada núcleo familiar. La estructura coincide con la cuadrícula que ordena la planta. En hormigón armado en planta baja, en contacto con el terreno y la calle, y en madera contralaminada en las plantas superiores que albergan las viviendas. Diferentes estrategias aseguran un elevado grado de sostenibilidad medioambiental del edificio: configuración volumétrica que maximiza la captación solar en las plantas inferiores y la protección solar en las superiores, compactación de las zonas climatizadas, con sobre-aislamiento, sistema de geotermia para la generación de agua caliente sanitaria, la climatización con paneles de arcilla radiantes y el free-cooling, ventilación cruzada, previsión de estructuras para la instalación de paneles fotovoltaicos.

Foto: Milena Villalba
Foto: Milena Villalba
Foto: Milena Villalba
Foto: Milena Villalba
Diagrama. Lacol-La Boqueria
Diagrama. Lacol-La Boqueria
Entorno. Lacol-La Boqueria
Planta baja. Lacol-La Boqueria
Tipologías. Lacol-La Boqueria

Artículos relacionados

Otros artículos de esta categoría