Francis Kéré gana el Premio Pritzker de Arquitectura 2022

Ulf Meyer
17. marzo 2022
Diébédo Francis Kéré (Foto cortesía de Lars Borges)

Tom Pritzker, presidente de la Fundación Hyatt, patrocinadora del premio, ha anunciado la emocionante noticia de que Francis Kéré se ha convertido en el último galardonado con el que se considera el Premio Nobel de arquitectura. "Francis Kéré es un pionero de la arquitectura - sostenible para la tierra y sus habitantes - en tierra de extrema escasez", comentó en el anuncio de hoy. "[Al] mejorar la vida y las experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo que a veces está olvidada", continuó, "Kéré defiende con nobleza la misión de este Premio".

Kéré estableció su oficina homónima en Berlín en 2005. Su objetivo es empoderar a las comunidades a través de la arquitectura: "Espero cambiar el paradigma, empujar a la gente a soñar y arriesgarse. No por ser rico hay que desperdiciar material. No por ser pobre hay que dejar de intentar crear calidad", dice Kéré. "Todo el mundo merece calidad, todo el mundo merece lujo y todo el mundo merece comodidad. Estamos interconectados y las preocupaciones sobre el clima, la democracia y la escasez nos conciernen a todos".

El diseño de Kéré Architecture para el Instituto Goethe de Dakar (Senegal) ha empezado a construirse recientemente. (Visualización: Kéré Architecture) 

Kéré, que suele trabajar en Burkina Faso y otros países africanos, utiliza materiales locales y tiene en consideración el clima local. En sus escuelas, instalaciones sanitarias y edificios cívicos, la "expresión de sus obras va más allá del edificio", según una mención del jurado. Este año el jurado estuvo presidido por Alejandro Aravena (galardonado con el premio Pritzker en 2016) e incluyó a Barry Bergdoll, Deborah Berke, Stephen Breyer, André Aranha Corrêa do Lago, Kazuyo Sejima, Wang Shu, Benedetta Tagliabue y la directora ejecutiva del premio Pritzker, Manuela Lucá-Dazio.

"Kéré sabe que la arquitectura no es el objeto, sino el objetivo; no el producto, sino el proceso. Su obra muestra el poder de la materialidad enraizada en el lugar. Sus edificios son directamente de esas comunidades: en su fabricación, sus materiales, sus programas y sus caracteres únicos", dice la mención del jurado.

Véase también: una serie de cinco cortometrajes realizados por el Premio Pritzker de Arquitectura con motivo del nombramiento de Francis Kéré como laureado en 2022.
 La escuela primaria de Gando, en Gando, Burkina Faso, 2001 (Foto cortesía de Erik-Jan Owerkerk) 

La Escuela Primaria de su ciudad natal, Gando, lanzó la fama de Kéré en 2001, lo que le valió el Premio Aga Khan de Arquitectura. El diseño combate el calor, la mala iluminación y los recursos limitados. Recaudó fondos para la realización del edificio y creó oportunidades para que los ciudadanos participaran, desde la concepción hasta la formación artesanal. Los ladrillos de arcilla reforzada retienen el aire fresco en el interior, permitiendo que el calor se escape a través de un techo y un tejado ancho y sobresaliente. Posteriormente se añadieron a la escuela viviendas para los profesores, una ampliación y una biblioteca.

El hormigón del techo de la Biblioteca de la escuela primaria de Gando (2010) se vertió alrededor de una retícula de vasijas de arcilla tradicionales, que dejaron aperturas que permiten que el calor se escape al igual que los haces circulares de luz natural iluminan los interiores. Una fachada construida con madera de eucalipto rodea el edificio elíptico, creando espacios exteriores que emiten luz.

 Instituto Tecnológico de Burkina en Koudougou, Burkina Faso, 2020 (Fase 1) (Foto cortesía de Francis Kéré) 

Los muros de arcilla refrigerante del Instituto Tecnológico de Burkina en Koudougou (Fase I, 2020) se formaron in situ para acelerar la construcción. Los eucaliptos colgantes recubren los tejados angulosos de chapa ondulada, que protegen el edificio durante la época de lluvias. El agua de lluvia se recoge bajo tierra para regar las plantaciones de mango cercanas.

Las paredes del Centro de Salud y Bienestar Social (2014, Laongo, Burkina Faso) están adornadas con un patrón de ventanas enmarcadas a distintas alturas para ofrecer vistas a todo el mundo, desde un médico de pie a un visitante sentado, pasando por un paciente tumbado.

 Centro de Salud y Bienestar Social en Laongo, Burkina Faso, 2014 (Foto cortesía de Francis Kéré) 

Las obras y proyectos de Kéré se encuentran en Benín, Burkina Faso, Malí, Kenia, Mozambique, Togo y Sudán. Ha creado pabellones en Dinamarca, Alemania, Italia, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos. Su Serpentine Gallery de 2017 tomó su forma de la forma de un árbol y sus paredes desconectadas pero curvas están formadas por módulos triangulares de color índigo.

Artículos relacionados

Otros artículos de esta categoría