RCR Arquitectes construyendo su propio sueño

 Miriam Giordano
11. junio 2018
Foto: Giuseppe Dall'Arche
“RCR, Dream and Nature”, el evento colateral que representa a Cataluña en la 16. Mostra Internazionale di Architettura, La Biennale di Venezia 2018, comisariada por  Yvonne Farrell y Shelley McNamara bajo el lema Freespace, está enteramente dedicado a un único estudio, el de los arquitectos de Olot RCR Arquitectes, compuesto por Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramon Vilalta.
El Instituo Ramon Llull, impulsor de la exposición, ha elegido a RCR para homenajear su trayectoria reconocida internacionalmente en el 2017 con el galardón del Premio Pritzker 2017. A través de un concurso público fueron sucesivamente elegidas como co-comisarias la periodista Pati Nuñez y la arquitecta Estel Ortega. 
 
Pati Nuñez, Ramon Vilalta, Carme Pigem, Rafael Aranda y Estel Ortega - Foto: Miriam Giordano/World-Architects
La antigua nave de reparación de barcos del barrio de Castello en Venecia, que es por cuarta vez sede del evento colateral de Cataluña, ha sido transformada este año, no para enseñar arquitectura si no, cómo los mismos RCR lo definen, la representación de “nuestro sueño […] una utopía en construcción que desvela nuestro mundo interior”.
El interior de la nave, hecho de ladrillos y techos altos con bigas de madera, desaparece, desmaterializado en un envolvente blanco translucido compuesto por 6000 lentes de lupa Fresnel, intercaladas por unos grandes medallones en cristal estampado, hechos a medida por Cricursa.
 
Foto: Giuseppe Dall'Arche
El objetivo del montaje es hacer vivir a los visitantes una experiencia sensorial semejante a la de un sueño y así invitarlo a ser parte y a sumergirse en el mundo de RCR para conocer, desde lo más profundo, el proyecto de La Vila.
Foto: Giuseppe Dall'Arche
El espacio está dividido en tres partes, la primera: El Umbral, es el lugar de transición antes de llegar al sueño más profundo. En esta zona se presentan unos paneles colgantes del techo donde se ven representados proyectos, productos y colaboraciones, y donde se proyectan audiovisuales que juntos componen el universo de RCR y su trayectoria hasta el momento actual. 
En esta zona se presenta también la colaboración, desarrollada como programa paralelo, con ocho escuelas de arquitectura de toda Cataluña, cada una presente con cinco propuestas de sus estudiantes contestando a la pregunta planteada por los comisarios: ¿Qué aprendemos de la naturaleza?
 
Foto: Giuseppe Dall'Arche
A medida que vamos avanzando por el espacio, la cantidad de lentes aumenta dando la sensación de entrar en una zona más secreta e íntima donde el visitante llega al Sueño profundo, que es donde se presenta La Vila. El proyecto se entiende más en detalles escuchando a RCR en dos audiovisuales producidos expresamente para la exposición.
Foto: Giuseppe Dall'Arche
Es un proyecto de futuro el que se presenta en Venecia, un proyecto de lo que está por venir y de lo que se está gestando. Cada medallón es como una joya, una pieza del puzzle del sueño de La Vila y representa unos valores y unas  características del mensaje de una forma disgregada, para que cada uno de los visitantes haga su propio recorrido dentro de la exposición y a nivel cognitivo.
Foto: Giuseppe Dall'Arche
En la presentación de la exposición que hemos escuchado de los propios RCR, los arquitectos han querido destacar la importancia que tiene para su arquitectura la investigación a partir de la naturaleza, el vínculo con la historia y el “genius loci”. 
Foto: Giuseppe Dall'Arche
La Vila es una finca ubicada en la Vall de Bianya, que acogerá estancias de estudiantes de todo el mundo (con capacidad para doce) para breves periodos de dos semanas, invitándoles a participar en los proyectos que se lanzarán en la masía, y que mezclarán arquitectura con otras disciplinas y formas de arte, cómo la danza, la escultura, la filosofía… 
Foto: Miriam Giordano/World-Architects
El proyecto de La Vila representa el nacimiento de una utopía construida, de un espacio en transformación donde investigar sobre la arquitectura, la filosofía y, al final, sobre la vida, en contacto directo con la naturaleza de Olot. Un vínculo que, según RCR, y así como se concibe en la tradición japonesa, es universal, común a todos. 
Este vínculo con el propio territorio en concreto a partir de una práctica desarrollada en un pequeño municipio enraizado en su entorno, les ha permitido a ellos expresar un tipo de arquitectura de interés internacional, les ha llevado a expresar la esencialidad y por esto, un sentido de universalidad. 
Este es el secreto de La Vila, un proyecto que nace con el objetivo de estar en continua evolución y acompañar la vida de los arquitectos mismos, transformándose en su legado.
Foto: Miriam Giordano/World-Architects
Los arquitectos destacan que quieren ayudar a los estudiantes “a aprender, no maneras de hacer, sino maneras de sentir la naturaleza, el lugar”, queremos ayudarles a percibir para comprender. Porqué lo importante es que vuelvan a su casa y aprendan de su proprio lugar, para así hacer su propia propuesta y así desarrollar su propia creatividad. Para explicitar este concepto citan el arquitecto Luis Barragán “no hagan lo que yo hice, vean lo que yo vi".
Foto: Miriam Giordano/World-Architects
Un primer proyecto previsto para el 2019 que RCR Arquitectes ha revelado en la presentación a la prensa ha sido el de la construcción de un pabellón en madera proveniente del Japón donde el techo y el suelo serán recubiertos de un mural en papel artesanal que se producirá a la vez que se hará el revestimiento en situ.
Foto: Miriam Giordano/World-Architects
El proyecto de la exposición ha estado acompañado por un programa paralelo que, además de la colaboración con las escuelas catalanas de arquitectura, ha contado con debates que han tenido lugar en Barcelona y Venecia. 

Artículos relacionados

Proyecto destacado

NODE (Nansha Original DEsign)

Floating Entrance, Fufa Glass Factory Renovation

Otros artículos de esta categoría