Mutua Madrileña remodela las Torres Colón en Madrid

Antonio La Gioia
20. diciembre 2019
El proyecto de remodelción de luis vidal + arquitectos - Visualización cortesía de Mutua Madrileña

El pasado 17 de diciembre la aseguradora propietaria de la finca presentó el proyecto de rehabilitación que firma el arquitecto Luis Vidal y que prevé la desaparición del “enchufe”, la corona que actualmente cubre ambas torres.

El proyecto ha desatado una aguda polémica entre sus defensores y su sus detractores, entre los cuales destaca por su firme posición Carlos Lamela, hijo del arquitecto autor del proyecto original y fallecido en 2017.

Las Torres Colon en su configuración actual - Foto: Creative Commons

Las Torres Colón son uno de los edificios más emblemáticos y controvertidos de la capital española. Ubicadas en pleno centro de la ciudad constituyen un landmark urbano situado en una posición clave, punto de atención de muchas importantes perspectivas urbanas.

Diseñadas en 1967 por Antonio Lamela en colaboración con los ingenieros Leonardo Fernández Troyano, Javier Manterola y Carlos Fernández Casado, fueron terminadas en el 1976, tras casi diez años en los que estuvieron a punto de ser demolidas, tal como cuenta el documental “Torres Colón: La arquitectura suspendida de Antonio Lamela”.

El aspecto arquitectónico más relevante del proyecto es el sistema estructural. Se trata de una “arquitectura suspendida”: los forjados de las 20 plantas se apoyan en su perímetro a unos tirantes exteriores conectados con la cabeza estructural superior que transmite la carga al núcleo central, por el que finalmente desciende hasta las cimentaciones en el terreno. Pero, contrariamente a edificios similares realizados con estructuras mixtas de acero y hormigón, las Torres Colón se realizaron completamente en hormigón armado. Los tirantes exteriores no están tensados, sino comprimidos contra la estructura de hormigón postensado de las vigas-cabeza. Por esta razón fue considerado el “edificio de más avanzada tecnología en construcción edilicia hasta 1975” realizado con hormigón pretensado en el Congreso Mundial de Arquitectura y Obra Pública, de Hormigón Pretensado, celebrado en Nueva York en 1975.

Esquema de funcionamiento estructural - Planos: Estudio Lamela
Las Torres Colón en su versión original - Foto cortesía Estudio Lamela

Entre el 1990 y el 1993 las Torres fueron objeto de una adecuación que alteró significativamente su aspecto. El proyecto fue del mismo estudio de Antonio Lamela y fue necesario para adecuar el edificio a la normativa de seguridad. Se añadió una escalera externa de evacuación que se colgó a una nueva plataforma puesta entre una torre y la otra. Al mismo tiempo, para mejorar las condiciones térmicas y acústicas, se añadió una segunda piel en la fachada, en color bronce, y, para ocultar las nuevas estructuras y maquinarias añadidas en la cubierta, se realizó la emblemática coronación de color verde en estilo Art-Decó, popularmente conocida como “el enchufe”, que unió las dos torres en un único edificio. Las intervenciones se hicieron con la idea de que fueran reversibles, de manera que se pudiera restaurar la imagen original de las Torres. El mismo Antonio Lamela confesó que le gustaban más las antiguas torres. "Eran más rotundas, más honradas, se entendían mejor. Las nuevas quedaron un poco barrocas", declaró en una entrevista en 2009.

El "enchufe" - Foto: Creative Commons

El nuevo proyecto de Luis Vidal prevé la desaparición del enchufe. “A los madrileños, el enchufe no nos gustaba” declaró el actual alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la presentación del proyecto a la prensa. Se sustituirá con cuatro nuevas plantas de oficinas, sin superar la altura máxima actual de 117 metros. Se suprimirá la escalera de evacuación añadida en la reforma de los años 90 y se conectarán las plantas de las dos torres entre ellas para configurar una planta única en cada nivel. Las escaleras de evacuación pasarán en el interior de los núcleos de los actuales ascensores, que se desplazarán en un nuevo tercer cuerpo vertical que se añadirá en el lado norte. Se eliminará el color bronce actual de las fachadas, que se sustituirán y tendrán un mejor aislamiento térmico y acústico. El proyecto se extenderá a todo el edificio para convertirlo en la primera torre de negocios de España con la calificación de Edificio de Consumo Casi Nulo (ECCN) y también contará con la certificación Well.

“La obra adapta las torres a la actualidad y recupera el espíritu innovador con el que nacieron”, resume Vidal, que trabajó en el estudio de Antonio Lamela.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto con Ignacio Garralda, Presidente de Mutua Madrileña. Foto: Cortesía de Mutua Madrileña.

No tiene la misma opinión Carlos Lamela, ahora presidente del estudio Lamela que siempre fue ligado a esta obra hasta el año 2016 cuando entregó un proyecto que incluía quitar el enchufe y levantar siete plantas más para convertir las torres en apartamentos y, en parte, en un hotel de la cadena Mandarín. Según el hijo de Antonio Lamela la propuesta de Vidal altera la morfología original del proyecto que preveía dos torres independientes. “Una pareja es una unidad compuesta por dos individuos” dijo Antonio Lamela describiendo el conjunto. La unión de las plantas en todos los niveles y el añadido del tercer cuerpo de los ascensores configuran un edificio único en el que las dos torres ya no serían identificables. Además la nueva estructura superior no cuelga del núcleo, sino que se apoya en ello. El edificio entonces dejaría así de ser una “arquitectura suspendida”.
En la misma línea está la Asociación para la Protección de las Torres Colón, que instó al Ayuntamiento a incluir las Torres en el catálogo de bienes y espacios protegidos y considera que la remodelación prevista “desfigura y pervierte” el edificio.

El proyecto de remodelación del 2016 del Estudio Lamela - Visualización: Estudio Lamela

Con un presupuesto de 65 millones de euros y el apoyo de la actual administración municipal el proyecto sigue adelante, las obras están en proceso de licitación y la previsión para su finalización se sitúa en la primera mitad de 2022.

Esquema de la recolocación de la superficie edificable en el proyecto de luis vidal + arquitectos - Fuente: eleconomista.es
Esquema de las modificaciones de la planta tipo en el proyecto de luis vidal + arquitectos - Fuente: eleconomista.es

Artículos relacionados

Otros artículos de esta categoría