La fábrica Clesa de de la Sota será un equipamiento público

 Silvia Pujalte Toledo
28. octubre 2018
Fábrica de Clesa | Foto: Metrovacesa
El Ayuntamiento de Madrid modificará puntualmente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para permitir el uso de equipamiento público en la antigua fábrica Clesa.
La esperada modificación, anunciada a principios de este mes, desembocará en uno de los grandes desarrollos urbanísticos del norte de Madrid y de los alrededores del Hospital Ramón y Cajal. La antigua fábrica de Clesa, diseñado por Alejandro de la Sota en 1957 y considerado un referente de la arquitectura industrial, estuvo varias veces amenazada de derribo. Gracias a las campañas promovidas por varias instituciones de toda España para “salvar” la fábrica, finalmente el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), la constructora Metrovacesa (propietaria de los terrenos) y el Ayuntamiento de Madrid llegaron a un acuerdo que se materializó en 2015 en forma de concurso de ideas.  
 
Fábrica de Clesa | Foto: Fundación Alejandro de la Sota
Fábrica de Clesa | Foto: Fundación Alejandro de la Sota
Hace tres años publicábamos en Spanish Architects los tres proyectos ganadores ex aequo del Concurso internacional para la rehabilitación de la fábrica de Clesa. Sin embargo, parece que el futuro del emblemático edificio de de la Sota no albergará ninguno de los usos de las ideas ganadoras. Lejos de convertirse en un complejo de piscinas deportivas y 'spa', un centro cultural o uno dedicado a la alimentación; el consistorio y la promotora han llegado a un acuerdo definitivo para que los terrenos se destinen en su totalidad a uso terciario (hospedaje y comercial) con el objetivo de prestar servicios al barrio y muy especialmente a los usuarios del centro hospitalario.

El edificio fue una de las primeras obras realizadas en España con estructura de hormigón pretensado, sus volúmenes claros responden a la arquitectura industrial basada en los principios del Movimiento Moderno. El complejo se inauguró en 1962 y lleva cerrado desde 2012. Cuenta con una superficie de 10.000 metros cuadrados pero ocupa una parcela de casi 45.000 m2. El acuerdo perfila una zonificación de usos de la siguiente manera: 22.900 se destinarán a  hotel y pisos de alquiler ligados a los usuarios del hospital, 19.800 a una residencia de estudiantes enfocada a los MIR y el uso comercial contará con 3.000 m2, es por esto que El Confidencial, al adelantar la noticia, bautizó el complejo como “una gran ciudad de la medicina”.
Fábrica de Clesa | Foto: Fundación Alejandro de la Sota
Según ha comunicado el Ayuntamiento de Madrid el objetivo de esta actuación es fomentar la recuperación del patrimonio histórico y proponer un proyecto urbanístico que responda al interés general de la ciudad.
 

Artículos relacionados

Proyecto destacado

エマニュエル・ムホー アーキテクチャー + デザイン

巣鴨信用金庫 中青木支店

Otros artículos de esta categoría