Ganadores del Premio Europeo de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico AADIPA

Silvia Pujalte Toledo
19. junio 2017
Conversión del Convento das Bernardas de Eduardo Souto de Moura | Foto: Luis Ferreira Alves

La transformación de un convento en un conjunto de alojamientos turísticos, la recuperación de unas parcelas como huertas urbanas y un plan urbanístico, entre los ganadores del Premio Europeo de Intervención en el Patrimonio Arquitectónico.

El Premio, certamen bienal organizado por el COAC (Colegio de Arquitectos de Cataluña) y AADIPA (Agrupación de Arquitectos para la Defensa y la Intervención en el Patrimonio Arquitectónico) con la colaboración del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, en su 3ª edición ha mantenido el alto índice de participación internacional, siendo España, Portugal, Francia, Italia y Bélgica los países con más representación.

El pasado 15 de junio en la sede del COAC de Barcelona se hizo público el fallo del jurado de la 3ª edición del Premio con 18 proyectos finalistas, 2 menciones y 4 obras premiadas. 
Los miembros del jurado han querido constatar la gran calidad del conjunto de los trabajos presentados y han subrayado la precisión y la fidelidad con las que las intervenciones abordan la recuperación del patrimonio, han considerado otorgar el máximo galardón y el reconocimiento de finalistas en cada una de las 4 categorías del certamen a:

En la categoría A) Intervención en el patrimonio construido:
el jurado decide otorgar el premio al proyecto de conversión del Convento de las Bernardas en Tavira del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura. La decisión es fruto de valorar especialmente la dificultad de obtener una gran calidad arquitectónica en una promoción del ámbito privado sin menoscabo de las cualidades arquitectónicas y patrimoniales del convento original transformándolo en un conjunto residencial de alojamientos turísticos. Así mismo el jurado decide hacer una mención especial a la restauración de la Torre d’Es Pi Català, en Formentera, de Marià Castellò, por la precisión de la intervención, por su sencillez y eficacia. De esta manera el jurado quiere reconocer intervenciones patrimoniales de menor escala, buscando un equilibrio en el premio.

Conversión del Convento das Bernardas de Eduardo Souto de Moura | Foto: Luis Ferreira Alves
Restauración de la Torre d’Es Pi Català de Marià Castellò | Cortesía AADIPA

En la categoría B) Espacios exteriores, entre 4 obras finalistas:
el jurado en la categoría B decide proclamar ganador el proyecto Parcelas de Caramoniña de Abalo Alonso Arquitectos. Una intervención que valoriza y preserva un patrimonio social, el paisaje productivo. Una propuesta que surge de manipular con maestría pocos elementos, de manera sutil e imbricada, para dibujar magistralmente un lugar y haciendo posibles nuevos recorridos que lo permiten activo y que le otorgan una nueva y a la vez antigua identidad.

Parcelas de Caramoniña de Abalo Alonso Arquitectos | Cortesía de Premio AADIPA

En la categoría C) Planeamiento
El jurado en la categoría C ha valorado como ganador el Plan Especial de protección del pueblo antiguo de Sant Andreu del Palomar de Joan Casadevall destacando su aproximación al barrio desde la vertiente histórica y social, especialmente su enfoque, sensible a la demanda vecinal. Considerando remarcable el valor del documento como instrumento de planeamiento de carácter técnico y ejecutivo que permite intervenir en un centro histórico atendiendo a la estructura morfológica del barrio, sus espacios verdes, la diversidad tipológica y la configuración de la calle a partir de las fachadas.
En esta misma categoría, el jurado considera que el Estudio programático y urbano para el edificio Citröen del equipo belga MSA / Wessel De Jonge merece una mención especial al afrontar la reutilización del patrimonio industrial y el reconocimiento de la arquitectura moderna, insertando un nuevo programa que aboga por la mezcla de usos e intervenciones que dialogan con el edificio existente.

Ganadores del Premio AADIPA

En la categoría D) Divulgación:
el proyecto ganador es VerSus: Lecciones del patrimonio vernáculo a la arquitectura sostenible de ESG / Escola Superior Gallaecia y Socios, coordinado por Mariana Correia (Portugal). El jurado ha considerado que el proyecto aúna estudio científico con reivindicación práctica de modos constructivos que sin dejar de ser tradicionales y “patrimonio” son verdaderamente sostenibles y contemporáneos. VerSus, con un amplio y riguroso equipo multidisciplinar internacional, trabajando verdaderamente en red, destaca especialmente por la divulgación de esta arquitectura vernácula en múltiples formatos y niveles, desde la concienciación de las sociedades que la habitan hasta la comunidad científica internacional.

Otros artículos de esta categoría