Arquitectura y sexualidad

Silvia Pujalte Toledo
26. octubre 2016
Bubble House Design Studio Chrysalis Revista Playboy, abril 1972 © Richard Fish

Ayer, 25 de octubre, se inauguró en Barcelona la exposición «1.000 m2 de deseo» , una exposición que investiga los espacios para el sexo en la sociedad occidental desde el s. XVIII hasta nuestros días.

La exposición, que se podrá visitar hasta el 19 de marzo de 2017 en el CCCB - Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, revela cómo se han proyectado, construido e imaginado los espacios para el sexo. La práctica de la arquitectura ha estado dominada hasta hace muy poco por hombres, es por esto que, los espacios propuestos para el placer se han imaginado casi siempre desde un deseo y una fantasía muy masculinos, como se puede apreciar en la muestra.

La arquitectura,  como atmósfera, forma parte sustancial de nuestras fantasías.  En «1.000 m2 de deseo» las comisarias Adélaïde de Caters (arquitecta) y Rosa Ferré (jefa de exposiciones del CCCB) pretenden explorar, a través de unas 250 piezas, entre dibujos y maquetas de arquitectura, instalaciones artísticas, libros y otros materiales, el poder que ejerce precisamente la arquitectura como motor del deseo. Muchos de los espacios expuestos no se han construido nunca, solo han sido imaginados y se han hecho realidad a través del lenguaje o la imagen proyectada.

1.000 m2 de deseo

La propuesta se desarrolla en tres capítulos temáticos: Utopías sexuales, Refugios libertinos y Sexografías, e incluye varios espacios autónomos que funcionan como «miniexposiciones», comisariados, cada uno de ellos, por diferentes especialistas: una reproducción del Centro de Entretenimientos Sexuales de Nicolas Schöffer (Eléonore de Lanvandeyra Schöffer y Guillaume Richard), un gabinete de lectura de ficción libertina (Marie-Françoise Quignard), una instalación dedicada a la arquitectura y a la revista Playboy (Beatriz Colomina y Pep Avilés) y una sala de cine porno a la manera de las de los años setenta (Esther Fernández).

Collage 2 1968 © Ricardo Bofill

Una exposición que cuenta con proyectos y piezas de Rem Koolhaas, Bernard Tschumi, el colectivo Archigram, Ledoux, Piranesi, Ricardo Bofill o Adolf Loos, entre otros.

Atti Fondamentali. Amore: la Macchina innamoratrice, 1971 – 1973 © Superstudio
Casa Devalle, 1939-1940 © Fondo Carlo Mollino

Artículos relacionados

Otros artículos de esta categoría