Un año para redescubrir a Chillida

Miriam Giordano
27. de gener 2019
Copyright: Museo Chillida Leku Foto: Mikel Chillida

Para los amantes de Eduardo Chillida este es sin duda un año perfecto para disfrutar de su obra con dos citas imprescindibles: la gran exposición retrospectiva en Wiesbaden y la reapertura del museo Chillida Leku.

Del 16 de noviembre hasta al 10 de marzo de 2019, se podrá visitar la importante exposición antológica sobre el artista en el Museum Wiesbaden, bajo el título 'Eduardo Chillida. Arquitecto del vacío'. La exposición en Alemania reune más de un centenar de obras seleccionadas por la familia del artista, una treintena de las esculturas proceden de Chillida Leku, y el resto de colecciones privadas y de museos alemanes y españoles.
Durante el mes de abril reabrirá sus puertas el Chillida Leku, museo situado en la localidad de Hernani (Guipúzcoa), creado originariamente por Chillida y su esposa Pilar Belzunce, que acoge el corpus de obra más importante del artista vasco.

Quizás esta reapertura de Chillida Leku sea el evento más esperado, ya que desde que el museo se cerró al público en 2011, por falta de acuerdo entre la familia del artista, la Diputación de Guipúzcoa y el Gobierno Vasco, las obras solo se podían visitar con cita previa.
"El hecho de poner de nuevo en pleno funcionamiento el museo nos ilusiona y estamos seguros de que nuestros padres estarán felices por ello. No nos cabe duda de que la gran expectación que despierta la reapertura y el creciente interés que la obra de Chillida ha tenido irá seguro en aumento en el futuro", recalcó Luis Chillida, hijo del artista y director de la Fundación Eduardo Chillida-Pilar Belzunce, hablando sobre esta nueva etapa del Chillida Leku.

Copyright: Museo Chillida Leku Foto: Mikel Chillida

“Queremos crear un modelo para el museo que sea sensible a la visión de nuestro padre, centrado en exposiciones temporales que permitan presentar su obra con otros artistas de su misma relevancia y que permitan contextualizar su práctica para las generaciones futuras” afirmó Luis Chillida en otra entrevista con la prensa.

En Chillida Leku se está llevando a cabo una restauración respetuosa del caserío de Zabalaga, una construcción tradicional vasca del siglo XVI que constituye la edificación central del museo. Esta fue adquirida, junto con los terrenos de su alrededor, en la década de los años ochenta por Eduardo Chillida y su esposa, Pilar Belzunce, quienes restauraron y acondicionaron el conjunto, en estrecha colaboración con el arquitecto vasco Joaquín Montero, y que fue inaugurado en septiembre de 2000.
El caserío está rodeado por 11 hectáreas (110.000 metros cuadrados) de terreno, la parte de museo al aire libre donde se pueden admirar 40 esculturas originales del artista, entre las que destacan Buscando la luz I (1997) o Lotura XXXII (1998).

Junto con las mejoras en la iluminación, el aislamiento de techos y suelos, el parking y la adecuación de la accesibilidad para personas con movilidad reducida, el nuevo Chillida Leku contará con un centro de bienvenida, una cafetería y una tienda del museo para hacer más completa y confortable la experiencia de los visitantes.
La renovación está bajo la supervisión del arquitecto argentino Luis Laplace, que trabaja en estrecha colaboración con Jon Essery Chillida, arquitecto y nieto del escultor. En lo referente al paisajismo, el proyecto se enriquece de la aportación del holandés Piet Oudolf autor, entre otros proyectos, de la High Line de Nueva York. 

Para conducir esta nueva etapa, el Chillida Leku contará con la dirección de Mireia Massagué, que llega a Hernani tras haber sido directora del Gaudí Exhibition Center de Barcelona y haber trabajado en el Teatre Nacional de Catalunya. Su labor al frente del museo guipuzcoano se realizará en colaboración con la familia Chillida, que mantiene la propiedad y la gestión de Chillida Leku. La nueva directora describe el futuro del museo como un "lugar – (en euskera, leku) - de encuentro internacional, buscando la complicidad con el territorio y la sociedad local".

Las obras de renovación han contado con el apoyo de las distintas administraciones públicas del País Vasco. En la gestión también participa la galería suiza Hauser & Wirth, que desde 2017 representa a la familia Chillida y asesorará al museo implementando un "modelo sostenible” para su gestión.

Copyright Museo Chillida Leku Foto: Mikel Chillida
Copyright: Museo Chillida Leku Foto: Mikel Chillida
Copyright: Museo Chillida Leku Foto: Mikel Chillida

Articles relacionats

Projecte destacat

idealice landschaftsarchitektur

Holzwohnbau D12 Seestadt Aspern, Wien

Altres articles d'aquesta categoria